miércoles, 18 de noviembre de 2009

AUTOMÓVILES A MEDIDA


Ahora que estamos en tiempos de crisis y que la industria del automóvil parece estar en horas bajas, necesitada de importantes ayudas estatales, se podrían plantear fabricar coches a la medida de cada cual. Por ejemplo, podrían construirse algunos modelos sin intermitentes, pues ciertos conductores ignoran para qué se utilizan, o los utilizan tan a destiempo que se hacen innecesarios; parecen no concebir que todo lenguaje vale para que podamos entendernos, para comunicarnos y saber a qué atenernos en cada situación, aunque sea un lenguaje tan simple, pero tan preciso, como el de las intermitencias.
También se podrían fabricar automóviles con una sola marcha, ya que algunos van siempre a 70 por hora, igual les da que vayan por una autovía o por una vía limitada a 40; ellos siempre a su ritmo, porque así, pensarán, no sufre nada la caja de cambios.
Igualmente podría pensarse en la producción de vehículos sin espejos retrovisores, ya que algunos creen que mirar hacia atrás es algo que nada tiene que ver con el progreso y la evolución del ser humano y, por tanto, en su optimismo sin límites, conducen con la vista al frente siempre, ignorando otras perspectivas, como heroicos kamikaces del volante.

3 comentarios:

Yo mismo dijo...

Hola Joaquín, repasa el título de esta entrada que creo que el teclado te ha jugado una mala pasada. Un abrazo.

Joaquín Paredes Solís dijo...

Gracias por el aviso. Estoy esperando más entradas tuyas. Ya sé que tienes un concurso de villancicos en marcha. ¿Te acuerdas de aquel san josé y la virgen tan repetitivo?

Yo mismo dijo...

Claro que me acuerdo, la pena es que ya no se cantan por las calles. Y sí, ya está puesta la encuesta en mi blog sobre los villancicos, así que si quieres votar, ya sabes.